Invisalign

Invisalign™: El Sistema Invisible

Invisalign™, la forma invisible de alinear sus dientes sin necesidad de usar alambres ni aparatos metálicos.

Con Invisalign puedes conseguir la sonrisa que siempre has deseado. Funciona a través de unos juegos de cómodos alineadores transparentes, de quita y pon, y nadie notará que los llevas. Podrás sonreir durante el tratamiento y después de él.

La forma invisible de alinear sus dientes, sin necesidad de usar alambres ni aparatos metálicos.El tratamiento con Invisalign es ideal para aquellos pacientes adultos o adolescentes que quieren mejorar su salud oral y su sonrisa sin necesidad de llevar aparatos tradicionales.

Este tratamiento presenta varias ventajas:

  • Invisible: de forma que nadie notará que estás arreglándote los dientes. Ahora podrás sonreir más durante el tratamiento y después de terminarlo.
  • De quita y pon: se puede retirar durante las comidas.
  • Higiénico: mantener una correcta higiene no es un problema porque las férulas pueden ser retiradas para el cepillado y la limpieza con hilo dental.
  • Cómodo:  al no llevar metal, no causan erosiones en la mucosa de la boca durante el tratamiento.
  • Menos Tiempo: en la consulta para realizar los ajustes periódicos, ya que no se utilizan brackets (piezas metálicas pegadas a los dientes) ni arcos de alambre.

El sistema se basa en una serie de pasos. En el primero, el ortodoncista debe establecer el diagnóstico y el plan de tratamiento basado en moldes de ambas arcadas de la boca, radiografías y una serie de fotos intra y extra orales. Todo ello se envía a la compañía fabricante de la férula, donde las impresiones sirven para realizar modelos de yeso de sus piezas dentales que, junto con la información recibida, se pasa a un programa de ordenador que crea un modelo virtual en tres dimensiones (3D).

Se crea entonces una película interactiva, llamada Clincheck, la cual representa el movimiento de sus dientes desde el principio, etapa por etapa, hasta la posición final. De esta forma, y en su propia pantalla de ordenador, puede comprobar si la propuesta de tratamiento del laboratorio con su diagnóstico y los objetivos marcados son los deseados.

Una vez que el proyecto obtiene el sí definitivo del ortodoncista y de su paciente, se realizan los alineadores necesarios que se envían al ortodoncista.

El paciente llevará cada una de estas férulas una media de entre 15 y 20 días. El número de aparatos que el paciente tiene que ir cambiando dependerá de cada caso y de su complejidad.

Los alineadores irán moviendo, semana a semana, un cuarto de milímetro las piezas dentales hasta lograr los resultados deseados. Determinadas maloclusiones complejas no pueden corregirse con esta técnica, debe ser el propio ortodoncista el que valore si el sistema está indicado o no para cada paciente.

Para ver un ejemplo de tratamiento con Invisalign pinche aquí »